Saltar al contenido

Reseña de A Splendid Yokohama Romance Volume 1

  • abril 16, 2021
  • by Martin Elias Londoño
Tiempo de recital: 3 minutos


Cuando se comercio de romances de época japonesa, no he ilustrado carencia parecido a Golden Japanesque: A Splendid Yokohama Romance. C Reaccionada, escrita e ilustrada por el mangaka Kaho Miyasaka, la serie sigue a María, una zagal de 16 primaveras que desea más que carencia cambiar su apariencia. En este período, romance shoujo, vemos a María mientras descubre el aprecio y la autoestima de los jóvenes.

Golden Japanesque está localizado en inglés, distribuido en los Estados Unidos por Yen Press, traducido por Taylor Engel, y cuenta con trivio de Lys Blakeslee. En este primer cuerpo, se nos presenta a María, una zagal con coleta rubio y fanales azules, y es la hija de un sirviente de una grupo prominente en el Japón de la era Meiji. Pero su apariencia es un constante punto de discordia. Aterrorizada de que su origen sea considerada una puta por cohabitar con un extranjero y dar a luz, María tiene que teñirse el pelo y perdurar los fanales ocultos.

Profundamente preocupada por su propia apariencia, María deje en voz desaparecido y está desesperada por integrarse. Entonces, conoce a un pequeño gallardo y embarazado y travieso llamado Rintaru, el zagal amo de la grupo para la que trabaja su origen. Luego de que él descubre inadvertidamente su verdadera apariencia, María está aterrorizada mientras Rintaru está enamorado. Los dos comienzan una relación que comienza a impactar la forma en que María se ve a sí misma. En última instancia, su historia comercio de volverse segura y finalmente comenzar a cambiar lo que ella ve como hermoso.

Como muchas piezas de época, Golden Japanesque confronta directamente el impacto de la occidentalización en los conceptos japoneses de belleza y éxito. Mientras que algunos se mueven independientemente y con entusiasmo por la ropa y la tecnología occidentales, otros presionan con fuerza en su contra. Pero la única cosa en la que ambas partes están de acuerdo es que las cosas, las personas y los estándares occidentales no son japoneses. Para María, esta es una historia sobre identidad tanto como sobre romance. Al final del cuerpo, María ha comenzado a sentirse cómoda en su propia piel, pero eso no le impide cuestionar su identidad japonesa dada las otras chicas que la rodean.

Mientras que la centro posterior de Golden Japanesque Volume 1 es sana y cariñosa, la primera centro no lo es. De hecho, vemos a María ridiculizada e intimidada por otras personas de su vida que conoce, incluido Rintaru. Ahora, Miyasaka escribe a María como un personaje deje en voz ingreso una vez que se siente cómoda; Inicialmente, los lectores deben observar cómo la intimidan. Pero, cuando Rintaru se interesa por ella, incluso se supone que debemos aceptar que María no tiene mala voluntad y ni siquiera necesita una disculpa. Es esa parte de la historia la que no me sienta perfectamente.

Más allá de eso, la cuestión más amplia de si Rintaru se siente atraído o no por María por su apariencia occidental o por quién es ella sigue siendo objeto de debate, especialmente cuando muestra cómo él y su grupo adoptan la vestimenta y las costumbres occidentales. Dicho esto, y a pesar del acoso, estoy apoyando una relación entre Rintaru y María, aunque quiero una de amistad platónica y no de aprecio romántico. O al menos no todavía.

En normal, es dócil distinguir por María en Golden Japanesque. Es un personaje que puede musitar en voz desaparecido, pero tiene mucho que opinar. Una vez que termine este cuerpo, es dócil querer ver más de su progreso. Quiero ver a María tener confianza en sí misma, y ​​por eso, tomaré el cuerpo 2.

Golden Japanesque: A Splendid Yokohama Romance Volume 1 ya está acondicionado, dondequiera que se vendan libros.

Golden Japanesque: A Splendid Yokohama Romance Volume 1

TL; DR

Es dócil distinguir por María en Golden Japanesque. Es un personaje que puede musitar en voz desaparecido, pero tiene mucho que opinar. Una vez que termine este cuerpo, es dócil querer ver más de su progreso. Quiero ver a María tener confianza en sí misma, y ​​por eso, tomaré el cuerpo 2.